Griñán elogió a la empresa de las concertinas como ejemplo de innovación #Granada

Posted on

“La concertina es un elemento de seguridad pasiva. Per se, el producto no realiza ningún daño”, afirma, ante preguntas de este periódico, José María Gómez, de European Security Fencing, la empresa fabricante de estos rollos de cuchillas que se han reinstalado en una parte de la valla de Melilla para impedir el paso de inmigrantes. Sus palabras siguen la estela de las del ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, que el 26 de noviembre insistía en que la concertina es un “elemento de disuasión pasivo que produce erosiones leves”.

El grupo familiar Mora Salazar, al que pertenece la actual empresa instaladora, European Security Fencing, se benefició en 2010 de un incentivo de 500.000 euros a través de la Consejería de Eco­no­mía del Gobierno andaluz (PSOE)Pero informes, testimonios y fotografías se empeñan en desmentirlos, o casos como el de Sambo Sadiako, fallecido en 2009 con una arteria seccionada, y el de otro inmigrante muerto en 2005 con el cuello cortado por las cuchillas en Ceuta mientras decenas de sus compañeros resultaban heridos. “No se sabe cuántos muertos hay, porque aquí los muertos se esconden, hay un secretismo total”, explica el activista melillense José Palazón, que añade que “lo que hacen esas cuchillas es destrozar a las personas, y quien diga lo contrario miente porque tiene algún interés político o económico”.

Exportando “disuasión pasiva”

European Security Fencing, empresa malagueña perteneciente al grupo Mora Salazar, es el principal fabricante en Europa de este tipo de cercado, que exporta a más de 25 países. Esta empresa se ha dedicado a la fabricación e instalación de concertina en hasta 22 centros penitenciarios del Estado español, ha suministrado este tipo de cuchillas para el cercado de prisiones en Marruecos y varios países europeos, y hasta para el Centro de Menores de Córdoba, además de en las fronteras de Ceuta y Melilla y en proyectos de minería en Perú. Entre sus clientes figuran la OTAN, los ministerios de Defensa español y francés, Repsol y Aena, entre otros.

Según explican desde European Security Fencing, la concertina instalada en Melilla es el modelo de 22 mm y ha ido acompañada de una nueva malla antitrepaje de cinco metros de altura. Se ha hecho a través de una subcontratación con la UTE Indra Sallén, responsable del mantenimiento del perímetro fronterizo, pero, según señala el fabricante, el importe del contrato es confidencial.

Mientras el Gobierno del PP se empeña en defender la inocuidad de estas cuchillas, el diputado del PSOE Antonio Camacho, secretario de Estado de Seguridad entre 2004 y 2011, ha denunciado que es un “método inhumano” y “contrario a los principios propios del PSOE y a los de un Estado de Derecho avanzado”. Pero lo cierto es que el grupo familiar Mora Salazar, al que pertenece la actual empresa instaladora, European Security Fencing, se benefició en 2010 de un incentivo de 500.000 euros a través de la Consejería de Eco­no­mía del Gobierno andaluz (PSOE). Y el propio José Antonio Griñán, entonces presidente de la Junta de Andalucía, en una visita a la empresa realizada junto a Trinidad Jiménez, secretaria de Política Social del PSOE, en marzo de 2012, destacó que esta entidad refleja “la apuesta de Andalucía por la innovación, las nuevas tecnologías y el conocimiento para relanzar la economía”.

De hecho, los gobiernos de ambos partidos han utilizado estas cuchillas en perímetros fronterizos al menos desde 1999. Según ha confirmado a DIAGONAL Clemente, de la empresa Kwazulu, esta compañía de cerramientos se encargó de instalar concertina a lo largo de la valla de Melilla en 1999 y en Ceuta en el año 2000, con el Gobierno de Aznar. En 2004, tras la llegada del PSOE al poder, fue el propio Antonio Camacho quien dio la orden de aumentar en tres metros la altura de la valla y colocar concertina a ambos lados. No fue hasta tres años después, en 2007, tras numerosas denuncias, cuando el Ejecutivo de Zapatero anunció públicamente su retirada, pero ésta sólo fue parcial. “La concertina no se ha retirado nunca ni de Ceuta ni de Melilla. Se retiró sólo la parte visible desde Melilla, para hacerse la foto, pero el 90% de la concertina ha seguido puesta”, informa José Palazón.

La presencia de cuchillas en las vallas fronterizas no sólo ha provocado la denuncia de organizaciones de derechos humanos. También la Aso­ciación Unificada de Guardias Civi­les (AUGC) ha anunciado que presentará una denuncia ante la Unión Europea para que se retiren, ya que “estamos hartos de ver morir a personas por intentar pasar la frontera y no estamos dispuestos a soportar ver a más colgadas y desangradas por las concertinas de la valla”. Según esta asociación, las cuchillas no sirven para frenar a los inmigrantes, “sino para hacer aún más penoso el pase”. El pasado 29 de noviembre, 120 personas intentaron saltar la valla de Melilla y 40 de ellos lo consiguieron, mientras al menos 2.000 personas más esperan en el monte Gurugú una oportunidad para huir de la miseria.

via Portada de DIAGONAL http://www.diagonalperiodico.net/libertades/21031-cuchillas-puestas-melilla-por-pp-y-psoe.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s